Volver

REF: IRACIS – Letras de Regulación Monetaria.

Asunción, 16 de noviembre de 2007.-

SEÑORES
PRESENTE.

De nuestra consideración:

Cumplimos en trascribirle el Informe C.C./N° 058 del Consejo Consultivo y providencia de esta Subsecretaría de Estado de Tributación obrante en el expediente N°  XXXXX, que copiado textualmente dice:

"ASUNCIÓN, 16 DE NOVIEMBRE 2007.- SEÑORA VICEMINISTRA: En el presente expediente Nº XXXXXX, el XXXXXXXXXXXXXXXXX (XXXXXX), RUC No. XXXXXXXXXX con domicilio en XXXXXXXX, Capital, expresa cuanto sigue: Que por la presente venimos a formular Consulta Vinculante a tenor de lo dispuesto por los Art. 241, 242, 243 Y 244 de la Ley No. 125/91, respecto de la vigencia de la exoneración del Impuesto a la Renta sobre las utilidades ganadas por la adquisición de Letras de Regulación Monetaria y Cartas de Compromiso del Banco Central del Paraguay que se encontraba prevista en el Art. 14 de la Ley No. 125/91, y por cuanto que las modificaciones introducidas por la Ley No. 2421/04 no han alterado el régimen de exoneración a los títulos de deuda pública emitidos por Estado. ANTECEDENTES. Al sancionarse la Ley No. 2421/2004 "De Reordenamiento Administrativo y de Adecuación Fiscal" nuestro banco, dentro del proceso de conocimiento de las nuevas disposiciones impositivas, realizó consultas internas y externas a asesores jurídicos y tributarios, para determinar con precisión las modificaciones introducidas que afectan a su actividad financiera en el país. Uno de los aspectos fundamentales para la entidad es conocer el costo real de adquisición de instrumentos financieros, determinando la incidencia impositiva que pueda existir a fin precisar el valor neto de las inversiones para estimar la rentabilidad potencial de los mismos. Entre los instrumentos de inversión que hacen a la gestión financiera, las Letras de Regulación Monetaria y Cartas de Compromiso emitidos por el Banco Central del Paraguay, dentro de su política monetaria, tienen una incidencia gravitante en el quehacer de la actividad bancaria. Hasta la sanción de la menciona ley existía una pacífica interpretación a nivel de expertos, públicos y privados, que los intereses ganados por tales instrumentos constituían ingresos exentos del impuesto a la renta. Ante rumores de que existía una interpretación diferente por parte de la Administración Tributaria, bajo su digna gestión, y por intermedio de la Asociación de Bancos del Paraguay, se buscó la reafirmación de la exoneración fiscal. Esta entidad realizó consultas al respecto y fue informada de las opiniones concordantes de distintos departamentos del Banco Central del Paraguay, confirmando la opinión de nuestros asesores jurídicos y tributarios, en el sentido de que la situación se mantenía invariable respecto del régimen impositivo establecido por la Ley No. 125/91, ya que la nueva Ley No. 2421/2004, mantenía sin modificaciones el Art. 14, en lo que respecta a la exoneración de "los intereses de títulos de deuda pública emitidos por el Estado o por las Municipalidades", previsto anteriormente en el inciso b) de la Ley No. 125/91 y actualmente contemplado en el inciso c) del Art. 14 de la Ley No. 125/91, en su texto actualizado por la Ley No. 2421/2004. DICTAMEN JURIDICO DEL BANCO CENTRAL DEL PARAGUAY Así por ejemplo, el Dr. Amelio Calonga, Coordinador de la Unidad Jurídica del BCP, en dictamen de fecha 15/12/2005 fue conclusivo. En el mismo se sostuvo lo siguiente: "El Art. 67 de la Ley 489/95 Orgánica del Banco Central del Paraguay, autoriza al BCP a emitir títulos valores de cualquier naturaleza con fines de política monetaria. En mérito a esta permisión, el BCP emite y coloca dos tipos de instrumentos: Letras de Regulación Monetaria y Cartas de Compromiso. Los instrumentos antes mencionados, son títulos de contenido crediticio. En otras palabras representan pasivos para el BCP y, como quiera que el BCP es una entidad del Estado paraguayo, los créditos así contraídos constituyen deuda pública. La Ley No. 1535/99 de Administración Financiera del Estado, en su artículo 44, define la deuda pública como toda operación de crédito público y establece diferentes mecanismos mediante los cuales el Estado a través de sus entidades o empresas públicas puede endeudarse, entre dichos mecanismos, en su inciso a) prevé la "emisión y colocación de títulos, bonos u obligaciones de largo y mediano plazo, relativos a un empréstito". La disposición anteriormente descrita se aplica al BCP, como a cualquier otra entidad pública. Empero dicha disposición no es la causa ni el amparo legal por el cual el BCP emite y coloca IRMs, (instrumentos de regulación monetaria) por una simple razón. La emisión y colocación de IRMs se realiza con un objetivo distinto al contraer un mero empréstito, ya que ellos, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 67 de la Ley Orgánica del BCP, se emiten y colocan con la finalidad de regular la cantidad de dinero en manos del público. Por esta finalidad, el BCP, a diferencia de otras entidades del Estado, no necesitan autorización previa del Poder Ejecutivo para la emisión y colocación de sus IRMs. Sin embargo, porque los IRMs tengan una finalidad distinta a la de otros créditos públicos no dejan de ser pasivos y en consecuencia, de constituirse en deuda pública. La Ley 2421/2004 de Reordenamiento Administrativo y de Adecuación Fiscal, en su artículo 15, Exoneraciones, inciso b) establece que están exonerados del impuesto a las rentas "los intereses y las utilidades provenientes del mayor valor obtenido de la venta de bonos bursátiles colocados a través de la bolsa de valores así como los de los títulos de deuda pública emitidos por el Estado o por las municipalidades ". La disposición antes transcrita no amerita mayores comentarios por su claridad. Aplicándola a la emisión y colocación de los IRMs que realiza el BCP, se concluye señalando que los intereses y utilidades provenientes del mayor valor obtenido de la venta de dichos instrumentos, no están alcanzados con el impuesto a la renta porque, se reitera y subraya, las IRMs constituyen deuda pública. (la negrita es nuestra) III. DICTAMEN DEL DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS MONETARIOS Y FINANCIEROS DEL BANCO CENTRAL DEL PARAGUAY. En fecha 7 de Febrero de 2006, la División de Finanzas Públicas del Departamento de Estudios Monetarios y Financieros del BCP, se pronunció al respecto, aportando importantes consideraciones de orden económico, que se transcriben seguidamente. "La aplicación del impuesto a la renta a los instrumentos de regulación monetaria del BCP constituirá un incremento al costo de la política monetaria ya que las tasas de intereses deberían aumentar para compensar el pago del impuesto por parte de los agentes del sistema bancario".Los costos de la política monetaria afectan indirectamente al déficit consolidado del Sector Público, por lo tanto, la aplicación del impuesto a la renta a los intereses que generan los instrumentos de regulación monetaria, si bien permitirá un incremento en las recaudaciones, por otro lado generará un déficit que finalmente anulará el efecto ingreso. Las tasas de interés de los instrumentos de regulación monetaria son la base del comportamiento de las tasas del sistema bancario, razón por la cual aquellas deben estar libres de toda afectación tributaria de manera a no crear distorsiones en el momento de realizar la política monetaria. Existe la posibilidad de utilizar, eventualmente, los Bonos del Tesoro Nacional como instrumentos de política monetaria. Si esto se llega a concretar, la aplicación del impuesto a la renta sobre los intereses devengado s por estos títulos públicos, resultaría inconveniente para los fines de la política macroeconómica del país. Finalmente los instrumentos de regulación monetaria son documentos destinados a la obtención de recursos económicos de parte de un ente descentralizado como lo es el Banco Central del Paraguay, por lo tanto, se trata de valores públicos.." EL DICTAMEN DE LA ABOGACIA DEL TESORO. La Abogacía del Tesoro del Ministerio de Hacienda a través del dictamen No. 1022, de fecha 29 de Noviembre de 2006, expuso, en 10 pertinente, cuanto sigue: "Específicamente se consulta si "..las Letras de Regulación Monetaria y las Cartas de Compromiso, pueden ser interpretadas por los órganos administrativos y judiciales como "títulos de deuda pública" y, en tal carácter, exonerados del pago del impuesto a la renta, de acuerdo a lo establecido en el artículo 14, inc. c) de la Ley No. 2421/04..". Por providencia No. 360 del 7 de setiembre de 2006 de la Abogacía del Tesoro se remiten los autos a la Sub-Secretaria de Estado de Administración Financiera, ".. a los efectos de informar si los instrumentos financieros precitados (Letras de Regulación Monetaria) se ENCUENTRAN REGISTRADOS COMO DEUDA PUBLICA. ". (la mayúscula es nuestra)- En respuesta de la requisitoria se expide la Dirección General de Crédito y Deuda pública, dependiente de la Sub-Secretaria de Estado de Administración Financiera en los términos del Memorando DGCDP No. 737 del 15 de setiembre de 2006 que, luego de evacuar la consulta encarecida por esta repartición ministerial señala que "... esa Dirección NO CUENTA DENTRO DE LOS REGISTROS DE LA DEUDA LO RELACIONADO a las Letras de Regulación Monetaria y las Cartas de Compromiso.. ". (la mayúscula es nuestra) En ese sentido, esta Abogacía del Tesoro comparte plenamente las conclusiones del organismo técnico especializado del Ministerio de Hacienda (Dirección General del Crédito y Deuda Pública) por lo que considera que los instrumentos de regulación monetaria tienen finalidad distinta a la del empréstito - que la figura jurídica prevista en la Ley 1535/99, por lo que no puede ser considerada crédito público interno conforme se establecen los Arts. 412, siguientes y concordantes de la Ley de Administración Financiera del Estado". CONSIDERACIONES PRECEDENTES. RESPECTO DE LOS DICTAMENES. Los dictámenes precedentemente transcriptos consideraciones que se expresan a continuación: merecen algunas 1. Para la Asesoría Jurídica del BCP no existe duda alguna que los instrumentos en cuestión SON DEUDA PUBLICA. 2. La misma redacción de la Ley de Adecuación Fiscal, es clara en el sentido de que los intereses de tales instrumentos están exonerados del Impuesto a la Renta 3. Para el División de Finanzas Públicas del BCP, cualquier impuesto a la renta sobre tales instrumentos afecta a la política monetaria del BCP y tienen un efecto ingreso neutralizado por el efecto costo de la política monetaria. 4. Para la Abogacía del Tesoro, al no estar registrada en el Ministerio de Hacienda, como Deuda Pública los instrumentos del BCP, los mismos no constituyen empréstitos dentro de la economía de la Ley de Administración Financiera. 5. La Abogacía de Tesoro no se pronunció si son "deuda pública" en sentido general, sino simplemente que por FALTA DE REGISTRO en el Ministerio de Hacienda, por las razones descriptas en el Informe de la Dirección General Crédito y Deuda Pública, las mismas no se encuentran comprendidas en el concepto de empréstito público definido en la Ley de Administración Financiera. 6. La Abogacía del Tesoro no ha realizado un análisis exhaustivo del Art. 14 de las leyes tributarias - 125 Y 2421 - con relación al hecho que la norma en cuestión se refiere a "deuda pública" en general, es decir sin referirse a la "deuda pública" definida en la Ley de Administración Financiera. La Abogacía del Tesoro se ha limitado a analizar, dentro de las disposiciones de la ley financiera y solo en relación al no registro de las obligaciones del BCP originadas en su Programa Monetario y en su Presupuesto Monetario. Pero de ello no puede inferir que pierdan su calidad de "deuda pública" por originarse en el BCP y por no requerir la Ley de Administración Financiera su registro, por las razones que más adelante se explican. EL PRESUPUESTO MONETARIO. La cuestión del no registro en la Cuenta Deuda Pública del Ministerio de Hacienda está vinculada a una cuestión distinta a si por su naturaleza y su emisor, constituyen deuda pública. En efecto es sabido que por informes de la Controlaría General de la República se ha considerado que el llamado Presupuesto Monetario debe integrarse al Presupuesto General de Gastos de la Nación justamente por considerar que los instrumentos de regulación monetaria (Letras de Regulación Monetaria y Cartas de Compromiso) constituyen deuda pública. La discusión al respecto proviene de la disposición contenida en el Art.117 de la Ley 489/95, "Orgánica del Banco Central del Paraguay", cuyo segundo párrafo dispone: "El presupuesto anual de Ingresos y Gastos relacionados con la Política Monetaria no estará sujeto a ningún tope previo, pero se sujetará a la reglas correspondientes del programa monetario".La anterior Presidenta del Banco Central del Paraguay intentó infructuosamente incorporar el Presupuesto Monetario dentro del Presupuesto General de Gastos de la Nación. Sin embargo, el Honorable Congreso Nacional, consideró que no correspondía, razón por la cual la parte estrictamente monetaria (Letras de Regulación y Cartas de Compromiso) siguen sin formar parte del Presupuesto General citado y por ende tales endeudamientos no se encuentran registrados bajo las normas de la Ley de Administración Financiera. En este sentido debe recordarse lo dispuesto por el Art. 4 de la Carta Orgánica del BCP, que dispone: Funciones. Para el cumplimiento de sus objetivos, el Banco Central del Paraguay ejercerá las siguientes funciones: a) Participar con los demás organismo técnicos del Estado en la formulación de la política monetaria, crediticia y cambiaria, siendo responsable de su ejecución y desarrollo. Para ese efecto, el Banco Central del Paraguay diseñará un programa monetario anual, contemplado el objetivo constitucional de preservar la estabilidad monetaria y que está basado en los lineamentos generales de la política económica del Gobierno Nacional y las previsiones del Presupuesto General de la Nación para el año correspondiente" La norma transcrita, y siguiendo la opinión del Instituto Paraguayo de Derecho Bancario y Societario, está indicando que la formulación del Presupuesto Monetario debe necesariamente ser posterior al Presupuesto General de Gastos de la Nación, por lo que resulta materialmente imposible que las obligaciones que lo integran se incorporen a un Presupuesto que es previo, lo que explica la falta de registro de tales obligaciones en el Ministerio de Hacienda, organismo encargado de la elaboración del proyecto del Presupuesto General de Gastos de la Nación. Pero la falta de registro por esta razón no cambia la naturaleza jurídica de "deuda pública", cuestión que se analiza seguidamente. VII. TITULOS VALORES y DEUDA PUBLICA Dentro del concepto de títulos valores, se puede afirmar, que constituyen aquellos documentos necesarios para ejercer el derecho literal y autónomo mencionado en ellos, es decir que implican la obligación de pagar una determinada suma de dinero en un plazo establecido expresada en el documento con prescindencia de la causa que diera origen a la obligación. Estos pueden ser las más varias clases, tales como bonos, letras, cartas de compromiso. El concepto de DEUDA PÚBLICA es: "El conjunto de capitales tomados a préstamo por el Estado o sus organismos autónomos. La deuda pública puede ser interior o exterior. La deuda pública que emita el Estado debe revestir una de las siguientes modalidades: a) Deuda del Estado y b) Deuda del Tesoro con plazo de reembolso no superior a dieciocho meses, emitidas en el mercado interior y cuyo importe se asigna bien a la satisfacción de las necesidades del tesoro derivadas de las diferencias de vencimiento de sus pagos en ingresos, bien como un instrumento de la política monetaria del Gobierno". Diccionario Jurídico Espasa, Página 588. El Diccionario de la Real Academia Española, define: a) deuda.(Dellat. debfta, pl. n. de debftum, débito).l. f. Obligación que alguien tiene de pagar, satisfacer o reintegrar a otra persona algo, por lo común dinero. b) deuda pública. 1. f. La que el Estado tiene reconocida por medio de títulos que devengan interés y a veces se amortizan. c) empréstito como el: "Préstamo que toma el Estado o una corporación o empresa, especialmente cuando está representado por títulos negociables o al portador. VIII. NATURALEZA DE LOS INSTRUMENTOS FINANCIEROS DEL BCP. Corresponde determinar si los instrumentos de regulación monetaria emitidos por el Banco Central del Paraguay, son títulos emitidos por el Estado. En primer lugar debemos afirmar que el BANCO CENTRAL DEL PARAGUAY es un organismo del Estado y su existencia deviene de la misma Constitución Nacional estando expresamente previsto en la Sección III, Capítulo IV, Titulo II de la Carta Magna. Es pertinente resaltar la literatura empleada por la Constitución Nacional al referirse a los mismos, a saber: TITULO II. DE LA ESTRUCTURA Y DE LA ORGANIZACIÓN DEL ESTADO .4 CAPÍTULO IV: DE OTROS ORGANISMOS DEL ESTADO. SECCIÓN III: DE LA BANCA CENTRAL DEL ESTADO Por su ubicación en la estructura orgánica del Estado tiene el mismo rango constitucional que los demás Poderes del Estado. Resulta imposible que haya dudas respecto de su naturaleza jurídica dado que es el BCP ES EL ESTADO PARAGUAYO. La propia Constitución Nacional 10 denomina BANCA CENTRAL DEL ESTADO, lo ubica en el Capítulo relativo a los "Otros Organismos DEL ESTADO", y dentro del Titulo sobre "De la Estructura y Organización DEL ESTADO". El Artículo 1 de la Ley 489, "Orgánica del Banco Central" 10 define como: "... una persona jurídica de derecho público, con carácter de organismo técnico y con autarquía administrativa y patrimonial y autonomía normativa en los límites de la Constitución Nacional y las leyes. El Banco Central del Paraguay ejercerá las funciones de Banca Central del Estado".- El Artículo 67 de su Carta Orgánica dispone textualmente cuanto sigue: "El Banco Central del Paraguay podrá, como medida de política monetaria, emitir títulos valores de cualquier naturaleza que estime pertinente, así como negociar, readquirir o rescatar los títulos emitidos, los que no serán registrados en su activo o pasivo cuando se hallen en su poder".- Esta norma se encuentra vinculada a las siguientes Atribuciones y Deberes del Directorio, previstas en los siguientes incisos del Art. 19 de su misma Carta Orgánica: b) En consonancia con el artículo 4 inciso a) de esta ley, ejecutar los programas monetarios anuales y establecer las directrices, mecanismos e instrumentos para tal efecto c) Aprobar programas monetarios anuales y establecer las directrices, mecanismos e instrumentos para su ejecución. k) dictar los reglamentos relativos al desarrollo de las operaciones de mercado abierto del Banco Central del Paraguay, determinando las condiciones de emisión, amortización y rescate de los títulos, que se emitieren en moneda nacional o en moneda extranjera, con fines de regulación monetaria. Siendo el Banco Central del Paraguay, una persona de DERECHO PUBLICO, Y un organismo del ESTADO de creación constitucional, los títulos valores o títulos de deuda emitidos por el mismo no pueden ser más que DEUDAS PÚBLICAS, porque lo opuesto nos llevaría a la absurda conclusión que el Estado al endeudarse genera obligaciones que no son deuda, o deudas que son privadas. Conforme lo dispone la Constitución Nacional, es el Banco Central del Paraguay el ente responsable de la ejecución y desarrollo de la política monetaria, crediticia y cambiaria, preservando la estabilidad monetaria. Para el logro del objetivo de la política económica del Gobierno Nacional, incluyendo la política monetaria, la Banca Central se ve obligada a actuar en el mercado, emitiendo títulos valores, entre ellos las LETRAS DE REGULACIÓN MONETARIA Y las CARTAS DE COMPROMISO, que como dice su nombre, tiene el objeto de regular la cantidad de moneda disponible en el mercado y que resulta en un impacto directo en la economía nacional (tasa de crecimiento de stock monetario, tasa de descuentos, nivel de empleo, estabilidad de precios, crecimiento económico y equilibrio en la balanza de pagos).- Por ello estos instrumentos o títulos valores, no pueden estar sometidos a las normas regulatorias normalmente concebidas para un Presupuesto General de Gastos de Nación, que es esencialmente una norma basada en una estimación de ingresos y una clara limitación o de tope de gastos. La Ley del BCP, por tal razón establece de manera indubitable, que su presupuesto monetario no "estará sujeto a ningún tope previo", (Art. 117, Ley No. 489/96) dándose, por este motivo, de bruces dicho Presupuesto Monetario con los fundamentos del Presupuesto General de Gastos de un país. Es de advertir que cualquier error de estimación de gastos monetarios impediría el oportuno accionar del Banco Central y podría ocasionar un descontrol de la estabilidad de precios que es uno de sus objetivos primordiales. Además, y como bien lo puntualiza la División Finanzas Públicas del BCP, estos instrumentos no deberían estar influenciados por ninguna variable impositiva, que haga de los mismos poco atractivo e impida alcanzar sus objetivos. Por ello, el empréstito contratado por el Banco Central del Paraguaya través de las Letras de Regulación Monetaria y las Cartas de Compromisos, es una DEUDA PÚBLICA, por su definición conceptual, por la naturaleza del órgano deudor, y por estar dentro de las obligaciones estatales su rol activo en la determinación y control de la política monetaria del país, para lo cual la misma Constitución Nacional le ha dotado de una autonomía funcional y autarquía presupuestaria. Si las deudas contraídas por el Banco Central del Paraguay para el cumplimiento de la política monetaria del ESTADO no fueren consideradas como DEUDAS PUBLICAS por el solo hecho de no ser parte de las deudas del sector público sometidas al registro en el Ministerio de Hacienda que tienen características distintas por cuanto no atienden los mismos propósitos, se deberá arribar a la inaudita conclusión que el ESTADO PARAGUAYO tiene una doble personalidad. Una PÚBLICA, la que cae dentro de la órbita del Ministerio de Hacienda, y otra NO PUBLICA, la que cae dentro de la órbita del Banco Central del Paraguay, a pesar de estar definido por la Constitución Nacional como DE LA BANCA CENTRAL DEL ESTADO. Esta supuesta doble personalidad pública y no pública al mismo tiempo de un MISMO ESTADO, no reconoce de antecedentes en la historia de la humanidad, por lo que cualquier fundamentación basada en dicho supuesto devendrá poco seria e inconsistente. IX. LA LEY No. 2.412/04, DE RE ORDENAMIENTO ADMINISTRATIVO Y DE ADECUACION FISCAL El Artículo 14 de la Ley No. 125/91, en su texto actualizado por la Ley 2.421/04 dispone textualmente: "Están exoneradas "Los intereses y las utilidades provenientes del mayor valor obtenido de la venta de bonos bursátiles colocados a través de la bolsa de valores, así como los de los títulos de deuda pública emitidos por el Estado o por las municipalidades".- Este nuevo Art. 14, no contiene otro inciso, el e), que se encontraba incorporado en la anterior redacción de la Ley No. 125/91 y que también disponía la "exoneración de los "intereses sobre las colocaciones contra letras y pagarés en las entidades financieras del país", y que sería el motivo por el cual la actual Administración Tributaria estaría interpretando que la exoneración de los intereses provenientes de Letras de Regulación Monetaria y Cartas de Compromisos del BCP no se encuentran más beneficiadas de la exoneración fiscal, por cuanto que esta exoneración ya no forma de la ley tributaria Mas adelante se analiza esta cuestión. Además, la Ley de Adecuación Fiscal, en su Artículo 35, numeral 3 de la Ley 2.421/04 que textualmente dispone: ".. A partir de la promulgación de la presente Ley, quedan derogadas todas las leyes generales o especiales que otorgan exoneraciones o exenciones de Impuesto a la Renta, Impuesto al Valor Agregado, Impuesto Selectivo al Consumo e Impuestos Aduaneros, y no mencionadas más arriba excepto las exenciones contempladas en: 1) La Ley NQ 125/91, del 9 de enero de 1992, texto modificado por la presente Ley. 2) Las contempladas en el Código Aduanero y la Ley NQ 1095/84 "De Aranceles de Aduanas". 3) Las leyes especiales de emisión de bonos, letras u otros documentos similares destinados a la obtención de recursos económicos para el Estado y sus reparticiones o entes descentralizados o autónomos... ". Esta norma confirma la intención del legislador en los siguientes sentidos: a) Mantener la exoneración sobre bonos, letras u otros documentos similares para la obtención de financiación para el Estado.b) N o discriminar respecto de los instrumentos, es decir el mismo tratamiento fiscal cualesquiera sean los instrumentos de captación del Estado. El Artículo 14 de la norma legal invocada, establece claramente que están exoneradas del impuesto a la renta comercial, los intereses y las utilidades provenientes obtenidos por la tenencia y/o venta de títulos de deuda pública, emitidos por el Estado y las Municipalidades.- ENTIDAD FINANCIERA El derogado inciso c) de la anterior Ley No. 125/91, referido a la exoneración de los "intereses sobre las colocaciones contra letras y pagarés en las entidades financieras del país", otorgaba ese tratamiento para las captaciones de las entidades financieras, bancos, empresas financieras y otras. Si bien el Banco Central es el "banquero y agente financiero del Estado" y actúa "como banco de bancos" no es un "entidad financiera", es UNA PERSONA JURIDICA DE DERECHO PUBLICO, de creación Constitucional, en EL MISMO NIVEL JERARQUICO DE LOS DEMAS PODERES DEL ESTADO. ES EL ESTADO MISMO!!!! Al respecto debemos recordar lo dispuesto por el Art. 91 del Código Civil, que dispone: "Son personas jurídicas: a) EL ESTADO c) Los entes autárquicos, autónomos y los de economía mixta y demás entes de derecho público que conforme con la respectiva legislación, sean capaces de de adquirir bienes y obligaciones. i) Las sociedades anónimas. Es decir, existe en nuestro derecho positivo una clara diferenciación entre el Estado, otras personas de derecho público y las empresas con rango de personas jurídicas, entre las cuales se encuentran las" entidades financieras" . Las entidades financieras se encuentran reguladas por la Ley No. 861/96, General de Bancos, Financieras y otras Entidades de Crédito. Su Art. 1 dispone: "Son sujetos de esta ley todas las entidades financieras y personas físicas, o jurídicas, ya sean entidades públicas o privadas, ... .que cuenten con la autorización previa del Banco Central del Paraguay... " Asimilar al Banco Central del Paraguay como una" entidad financiera" no corresponde, ni siquiera a los efectos fiscales. Lo anterior permite concluir, que la hasta ahora pacífica interpretación respecto de la exoneración impositiva de los intereses de las letras de regulación monetaria, cartas de compromiso y otros instrumentos de regulación monetaria, desde la sanción y vigencia de la Ley No. 125/91 han encontrado su fundamento en el Art. 14, inciso b), actualmente, inciso c) del Art. 14 conforme al texto actualizado de la Ley No. 125/91 y nunca en el inciso e) de la Ley No. 125/91, hoy derogado por la Ley de Adecuación FiscaL En otras palabras, la exoneración tiene su respaldo jurídico en el hecho que las obligaciones del BCP relativas a la política monetaria, son "títulos de deuda pública emitidos por el ESTADO" . Negar que el Banco Central del Paraguay - LA BANCA CENTRAL DEL ESTADO (como lo denomina la Constitución Nacional) es el mismísimo ESTADO, como ya se explicara más arriba no tiene ningún fundamento ni racional ni legaL Siendo el BCP el propio Estado, pretender equiparado a los efectos tributarios a una simple" entidad financiera" resulta ofensivo a su jerarquía institucional, legal y constitucional, cuando dicha equiparación se realizaría al simple efecto de sostener que sus instrumentos de deuda pública ANTES ESTABAN EXENTOS bajo la exoneración que beneficiaba las "entidades financieras", olvidando que ESTABAN EXENTOS desde la Ley No. 125/91 por ser deudas públicas del ESTADO. Por tanto, es claro que no ha existido modificación alguna al régimen impositivo respecto de los títulos de deuda emitidos por Estado, ya que la anterior Ley No. 125/91, al igual que la actual Ley No.2421/04, disponen que "los intereses de títulos de deuda pública emitidos por el Estado" están exentos del Impuesto a la Renta, y siendo el Banco Central del Paraguay, LA BANCA CENTRAL DEL ESTADO, no puede existir posibilidad de error al sostenerse que sus Instrumentos de Regulación Monetaria son títulos de deuda pública. XI. CONSIDERACIONES FINALES Todo lo anterior nos lleva a las siguientes conclusiones:1. El BCP es el ESTADO PARAGUAYO, de creación constitucional. 2. EL BCP está autorizado para establecer su Presupuesto Monetario para financiar su Programa Monetario.3. El Presupuesto Monetario hasta la fecha no es parte del Presupuesto General de Gastos de la Nación. 4. El BCP emite Instrumentos de Regulación Monetaria (Letras de Regulación y Cartas de Compromisos, entre otros) para financiar su Presupuesto Monetario y atender su Programa Monetario. 5. Las obligaciones dinerarias emergentes de tales instrumentos de regulación monetaria son PASIVOS del BCP. 6. Las deudas contraídas por el Presupuesto Monetario del BCP no se encuentran sometidas a las normas de la Ley de Administración Financiera, y por tanto no se encuentran registradas como Deuda Pública a los efectos de dicha ley. 7. Dichas deudas del BCP, al no formar parte del Presupuesto General de Gastos de la Nación, no deben registrarse con el Ministerio de Hacienda. 8. La falta de registro de los títulos de deuda del BCP en el Ministerio de Hacienda no perjudica la validez, exigibilidad y ejecutabilidad de los títulos emitidos por el BCP 9. El BCP está facultad o a emitir las mencionadas Letras de Regulación Monetaria, Cartas de Compromiso y otros instrumentos de regulación monetaria para atender los altos objetivos que le son encomendados por la Constitución Nacional en su condición de BANCA CENTRAL DEL ESTADO. 10. Los pasivos originados en los instrumentos de la política monetaria de la BANCA CENTRAL DEL ESTADO, entre los que se encuentran las Letras de Regulación Monetaria y las Cartas de Compromiso, por la naturaleza estatal del órgano - EL ESTADO - son pasivos públicos y por tanto son DEUDAS PUBLICAS. 11. Las deudas públicas emitidas por el ESTADO están exentas bajo la Ley No. 2421/04, como estuvieron exentas en la ley No. 125/91, por la misma disposición. 12. El BCP no puede ser considerado una" entidad financiera", por cuanto es el ESTADO y tiene otra naturaleza jurídica distinta. Es el órgano regulador de las entidades financieras, además de otros roles fundamentales, entre los cuales se encuentra la de ser el órgano emisor en carácter exclusivo disposición constitucional y ejecutar de la política monetaria, cambiaria y crediticia, debiendo, además, preservar la estabilidad monetaria. 13. El legislador ha expresado su voluntad clara de que las exoneraciones de los instrumentos estatales de captación de recursos continúen exonerados bajo la Ley No. 2421/04. 14. El legislador no ha establecido un tratamiento diferencial para la exoneración fiscal basado y diferenciado de acuerdo al órgano estatal emisor. Por el contrario ha mantenido la unicidad de la personalidad del ESTADO. XII. PETITORIO Por las consideraciones precedentes, al Señor Viceministro de Tributación, respetuosamente solicitamos cuanto sigue: 1. Tenemos por presentado y por formulada la Consulta Vinculante en los términos de este escrito. 2. En su oportunidad hacer lugar a la misma, y en tal sentido disponer que los intereses de los instrumentos de regulación monetaria, entre los que se incluyen a las Letras de Regulación Monetaria, las Cartas de Compromisos u otros títulos de deuda emitidos por el BANCO CENTRAL DEL PARAGUAY son DEUDAS PUBLICAS a los efectos del Art. 14 de la Ley No. 125/91 (texto actualizado por la Ley No. 2421/04), y en consecuencia siguen siendo ingresos exentos a los efectos del Impuesto a la Renta, no obstante las modificaciones introducidas por la Ley de Reordenamiento Administrativo y de Adecuación Fiscal. Al respecto, este Consejo Consejo ha procedido a su análisis y consideración y como resultado surge lo siguiente:

RESPUESTA

Respecto a las Letras de Regulación Monetaria y Cartas de Compromiso emitidas por el Banco Central del Paraguay, en lo que se refiere a la "exoneración del Impuesto a la Renta" de las utilidades generadas por las mismas, cabe mencionar que estos títulos constituyen una promesa de pago, a su vencimiento, de una determinada suma de dinero por parte del Banco Central del Paraguay.

Al respecto, es importante destacar lo que establecía la  Ley Nº 125/91, articulo 14º Exoneraciones, numeral 1) Están exentas las siguientes rentas: ……. e) Los intereses sobre las colocaciones contra letras y pagarés en las entidades financieras del país.  Por su lado, el texto modificado de la ley Nº 2421/04 "De Reordenamiento Administrativo y de Adecuación Fiscal" en su  Libro I Título 1, Capitulo I  "Rentas de Actividades Comerciales, industriales o de Servicios" ya no contempla la exoneración relacionada a los intereses sobre las colocaciones contra letras y pagarés, mencionados precedentemente.

Si bien es cierto, el articulo 14º texto modificado de la Ley Nº 125/91 señala como exonerada las rentas que producen Los intereses  y las utilidades provenientes del mayor valor obtenido de la venta de bonos bursátiles colocados a través de la bolsa de valores, así como los de los títulos de deuda pública emitidos por el Estado o por las municipalidades.  Las comisiones o intereses que generen tanto las colocaciones de las letras de Regulación Monetaria como las Cartas de Compromiso como ya señaláramos no están comprendidos dentro de las exoneraciones, al quedar eliminada del articulo 14 de la  Ley Tributaria (125/91 texto modificado por la Ley Nº 2421/04), los intereses sobre las colocaciones contra letras y pagares;  como tampoco estas operaciones constituyen "títulos de deuda publica".

Avala lo señalado, lo previsto en la Ley de Administración Financiera Nº 1535/99,  al disponer textualmente en su Artículo 41 - Deuda Pública: "El endeudamiento que resulte de las operaciones de crédito público se denominará deuda pública y puede originarse:  a) la emisión y colocación de títulos, bonos u obligaciones de largo o mediano plazo, relativos a un empréstito; b) la emisión y colocación de bonos y letras del Tesoro, cuyo vencimiento supere el ejerció financiero….., no mencionándose dentro de ese contexto a las Letras de Regulación ni las Cartas de Compromiso, según manifestaciones e interpretaciones emitidas por la unidad competente de la Subsecretaria de Estado de Administración Financiera.

En tal sentido, se resalta el informe también mencionado por la Abogacía del Tesoro en su presentación elaborado por la Subsecretaria de Estado de Administración Financiera - Memorando DGCDP No. 737 del 15 de septiembre de 2006 de la Dirección General de Crédito y Deuda Pública (expediente M.H.S.I.M.E.No. 17.970/2006), que en su parte pertinente dice: "…De conformidad a lo establecido en el Art. 42º de la Ley No. 1535/99, las normas y técnicas vigentes de la materia, la programación de ingresos presentada por el Banco Central del Paraguay no constituyen Crédito Interno. Y por lo tanto corresponde que la programación de ingresos presentada se ajuste a Ingresos de Operación, considerando que el hecho económico es propio de las funciones inherentes a la Entidad. La emisión de títulos valores por parte del Banco Central del Paraguay y la colocación de los Instrumentos de Regulación Monetaria se realiza con el objetivo distinto de contraer un empréstito, ya que estos títulos se emiten y colocan con la finalidad de regular la cantidad de dinero en mano del público. Los instrumentos de Regulación Monetaria, son herramientas indispensables para que el B.C.P. cumpla con el objetivo para el que fue creado cual es, el mantener el poder adquisitivo de la moneda nacional. Es la razón por la que el BCP a diferencia de otras entidades del Estado, no necesita de autorización previa para la emisión y colocación de los Instrumentos de Regulación Monetaria. Los instrumentos de Regulación Monetaria, tienen finalidad distinta a la de un empréstito, por lo que no puede ser considerada un crédito público interno conforme se establecen en el Art. 42º y concordantes de la Ley No. 1535/99 "De Administración Financiera…" …… Asimismo, aclara que: "…esta Dirección no cuenta dentro de los registros de la deuda lo relacionado a las Letras de Regulación Monetaria y Cartas de Compromiso…".

En otras palabras estas obligaciones del Banco Central del Paraguay no se encuentran comprendidas dentro de los denominados "Títulos de la Deuda Pública" y, además, no obran registrados dentro de la Contabilidad Gubernamental.

Por otro lado, traemos a colación una parte del escrito presentado por la Abogacía del Tesoro en la contestación de la apelación iniciada por el XXXXXXXXXXX, sobre lo siguiente: "La primera de las tipificaciones de "tipos de títulos de deudas públicas" es la emisión y colocación de títulos, bonos u obligaciones de largo o mediano plazo, relativos a empréstitos (Art. 41, inc. a)  de la Ley Nº 1535/99.

Las Letras y Cartas de Compromiso del Banco Central del Paraguay no son empréstitos ni son de largo o mediano plazo.  Son operaciones que no necesitan ser aprobadas por el Parlamento Nacional" para su implementación (razón por el cual carecen de la calidad de empréstito).  

Por otro lado, las emisiones son por poco tiempo e inclusive, de acuerdo a la necesidad de la política monetaria, solo por algunos días. Por estos "retiros temporales de liquidez del mercado financiero" se abonan intereses a las entidades afectadas; intervenciones del mercado financiero que reiteramos, no tiene por objeto obtener recursos para inversiones sino que exclusivamente, implementar la política monetaria del Banco Central del Paraguay. 

El inc. b) del Art. 41º de la Ley 1535/99, precisamente comprende como "deuda pública a las "emisiones y colocaciones de bonos y letras del Tesoro, cuyo vencimiento supere el ejercicio financiero".  Norma que no puede implementarse respecto de los documentos emitidos por el Banco Central del Paraguay porque no son emitidos por el Tesoro y el vencimiento de las Letras de Regulación Monetaria y Cartas de Compromiso no superan un ejercicio. Son emisiones temporales –meses o días-, al solo efecto de intervenir el mercado extrayendo circulante. Es más, el reglamento dictado por el Banco Central del Paraguay ut supra trascripto, claramente señala que la colocación de Letras y Cartas NO DEBE SUPERAR EL EJERCICIO FINANCIERO, dejando constancia de sus diferencias con las deudas públicas del Estado Paraguayo establecidas en la Ley 1535/99."

Por tanto, dentro de ese contexto y se concluyo que las utilidades que generen las Letras de Regulación Monetaria y las Cartas de Compromiso se encuentran gravadas por el Impuesto a la Renta.  NOTIFÍQUESE POR SECRETARIA DEL CONSEJO CONSULTIVO DE LA S.S.E.T. ES NUESTRO INFORME. FDO. JOSE MARIA ROJAS, Director de Apoyo, ENRIQUE DANIEL RAMÍREZ MARTÍNEZ, Director General de Grandes Contribuyentes,, JUAN FRANCISCO OLMEDO FLORENTIN, Director General de Recaudación, SELVA GIMENEZ DE PAIVA, Directora General de Fiscalización Tributaria, PABLINO SILVA CÁCERES Coordinador General del Consejo Consultivo".

"ASUNCIÓN, 16 DE NOVIEMBRE DE 2007.- A LA SECRETARIA DEL CONSEJO CONSULTIVO EL INFORME QUE ANTECEDE, CON EL CUAL COMPARTE ESTA SUBSECRETARIA, A FIN DE NOTIFICAR AL RECURRENTE. FDO. MARIA GLORIA PÁEZ GUEYRAUD VICEMINISTRA DE TRIBUTACIÓN".

Abog. María E. Galván Del Puerto
Secretaria del Consejo Consultivo

Volver
I 2014 SET - DTIC's - Yegros esq. Mcal. López - Asunción - Paraguay I webmaster